PELUQUERÍA

Oficio o disciplina que consiste en arreglar o modificar el pelo para realzar la belleza, con fines prácticos o para indicar la categoría social.

El proceso puede implicar cortar, entresacar, rizar, alisar, trenzar, aclarar, oscurecer, teñir, engrasar o añadir cabellos falsos (como pelucas o postizos) o adornos.

RIESGOS

- Son trabajos realizados en posición de pie, y con movimientos repetitivos que causan lesiones en los miembros superiores (manos y brazos), en columna vertebral, y problemas circulatorios (varices) en miembros inferiores.

- Suelen tener horarios irregulares, con periodos "punta" de trabajo a demanda, que causa fatiga nerviosa añadida.

- Uso de múltiples productos de belleza: decolorante, tintes, etc.

(COSMÉTICOS) conteniendo agua oxigenada, amoniaco y tinturas en variadas composiciones. Se añaden los componentes de los champús, uso de depilatorios, maquillajes, barnices de uñas, etc.

Todos ello pueden combinar diferentes efectos sensibilizantes en la piel y causar dermatitis y eczema. Aparece sobre todo eczema de contacto, dermatitis tóxica y dermatitis alcalina. La alergias están relacionadas con la p-fenilenodiamina que se encuentra en productos como el barniz de uñas, o con el uso de determinados champús y cosméticos.

- Los trastornos digestivos están relacionados con las irregularidades horarias de las pausas.

- Surgen irritaciones características de los espacios entre los dedos y en las uñas debidas a partículas de pelo.

- Riesgo eléctrico por aparatos defectuosos.

- Riesgo respiratorio al inhalar lacas y otros aerosoles. Es llamado "Thesaurosis".

En otros casos, aparece asma debida a los agentes decolorantes de persulfato.

- La posible relación entre el uso de tintes y efectos mutagénicos o cancerígenos está en estudio (sobre todo de cáncer de vías urinarias, que aparentemente existe con mayor incidencia en peluqueros).

PREVENCIÓN

- Adecuado diseño del local en la distribución del mobiliario, iluminación y ventilación.

Suelos fácilmente lavables, medios de desinfección del equipo, cubos de basuras con tapas, equipamiento de toallas suficiente, buena revisión de aparatos eléctricos, etc.

- Revisar la composición de los productos cosméticos evitando el uso de los que contengan: arsénico, antimonio, bario, plomo, cadmio, mercurio, selenio, talio, cromo, anilina y derivados, tetracloruro de carbono, etc. o con sustancias inflamables: éter etílico, acetona, benceno, gasolina, nitrobenzeno, hidrocarburos clorados, alcohol metílico, etc.

El ácido tioglicólico debe ser usado en permanentes de ondulaciones en dilución mayor del 7,5% y a pH 8 como máximo (Suiza).

- Es importante el uso de protección de las manos.

- Revisión médica: observando si aparecen lesiones de articulaciones y de la piel, así como detectar problemas de varices y de sensibilizaciones (alergias).

Comentarios

  1. Estoy totalmente de acuerdo con lo escrito.Demos importancia a todas las prevenciones posibles desde el comienzo de ésta profesión.
    sobretodo el uso de guantes en los estilistas tendría que ser obligado cuando tocamos líquidos tan fuertes como los de las permanentes,quizás nos ahorraríamos algún que otro susto.

    ResponderEliminar
  2. Si, y además, trabajar con mascarillas por los fuertes componentes de los productos inhalados diariamente durante a veces más de ocho horas de trabajo.
    Y es que es obligado, pero Recursos Humanos de ciertas peluquerías de lujo, no lo dejan utilizar porque da una mala imagen, no queda "esteticamente bien".
    Lo que recuerda una canción: "antes muerta que sensilla"...
    Y en peluquerías pequeñas, no enseñan a los trabajadores los peligros que conlleva esta profesión si hay mala praxis trabajando.

    Llego del Pneumol ahora mismo, mis pulmones todavia andan al 68% de capacidad. Sólo es una prueba después de 32 años en trabajando en peluquería.

    USAD GUANTES, USAD MASCARILLAS, USAD SUELAS DE GOMA, USAD LO NECESARIO PARA VUESTRA SALUD, QUE ES LO QUE IMPORTA.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario