ALEGATOS "SIN"

Aclaraciones sobre la nueva Normativa de los "SIN" en cosmética:


  • ¿Por qué HAN DESAPARECIDO algunos alegatos de "no" a partir del 1 de julio de 2019?
La Comisión Europea ha auditado la publicidad de productos cosméticos en Europa y descubrió la proliferación de reclamaciones que destacan "sin parabeno", "sin fenoxietanol", "sin triclosán" ...
La Comisión Europea considera que estos anuncios son despectivos y, por lo tanto, desea hacerlos desaparecer. Solo se mantendrán aquellos realmente útiles para poblaciones específicas, como "sin alcohol" para enjuagues bucales para toda la familia.


¿Esta nueva regulación va en la dirección correcta?
Esta evolución interesa al consumidor porque le permite saber qué hay en el producto y no lo que se ha eliminado. Se le da privilegio a la información sobre los ingredientes presentes en los productos.
El beneficio concreto para el consumidor es una mayor claridad sobre los productos, la evidencia que se avanza y las pruebas de los consumidores que se llevan a cabo.


Frente a este nuevo reglamento, ¿la compra de un producto cosmético no se convertirá en un rompecabezas?
Por el contrario, esta nueva regulación permite dar mayor visibilidad a todos los consumidores que no están obligados a evitar un ingrediente.
Si tomamos el ejemplo de la parafina, solo está contraindicado en casos de acné. También podemos tomar el ejemplo de perfume que evitaremos solo en sujetos alérgicos, sensibilizados o con SQM.
Al eliminar las palabras "sin", ya no ahogamos al consumidor bajo una montaña de información. Nos comunicaremos positivamente y le daremos información útil.


¿Tiene el consumidor la garantía de que la composición de los productos no cambiará?
Los productos no tienen ninguna razón para cambiar. No es porque la presentación del producto es diferente que la composición será diferente. Cambiar una fórmula cosmética es muy complicado: para crear una fórmula, uno busca obtener un resultado muy preciso, una mezcla de ingredientes que se adapte a cada consumidor. En conclusión, detener los reclamos de "no" permitirá al consumidor volver a concentrarse en el producto.


Dada esta nueva regulación, ¿qué actitud deben adoptar las personas alérgicas?
Las personas con alergias pueden estar completamente tranquilizadas porque incluso si la mención de un producto desaparece, su composición no cambia y el producto que solían usar se tolerará exactamente de la misma manera.
Con respecto a la afirmación "hipoalergénica", no desaparecerá: simplemente se volverá más rara porque las condiciones de su uso se harán más estrictas, para evitar que el consumidor tenga la impresión de que el producto es sin riesgo de alergia.
Actualmente, el término "hipoalergénico" se incluye en todos los productos cosméticos que no contienen sustancias conocidas como alérgenos, sin embargo esto no era suficiente, pues se puede ser alérgico a alguno de los ingredientes. Ahora, para mostrar esta declaración, se debe evaluar la tasa de tolerancia de todos los ingredientes, no solo de los ingredientes que se consideran alergénicos.


¿Cómo hacerlo si el envase no responde a todas las preguntas?
No debe dudar en consultar al fabricante, a través del servicio al consumidor o en su sitio web y tienen la obligación de responderle. También podemos recurrir al AEMPS - Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios -  que ha puesto al público desde el 1 er de julio de 2019, una base de datos con un gran número de ingredientes que les permitirá comprender mejor la composición de los productos que utilizan todos los días.



Comentarios